Saber Ganar, Saber Perder

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Compañerismo, Deporte, Educación, Entrenadores, Familiares, Jugadores

Son innumerables las historias que nos encontramos cada día en el deporte que nos sirven de inspiración para los demás. Historias cargadas de esfuerzo y superación, de sentido de proyecto, de estilo de vida y determinación. Uno de estos inolvidables momentos sucedió en el mundo del tenis el 1 de Febrero del 2009 cuando Rafa Nadal consiguió ser el primer español en ganar el Open de Australia, después de un partido de más de 4 horas de duración. Fue algo extraordinario y lo vivimos con pasión y con emoción.

Sin embargo, de ese día muchos recordamos no solo el aspecto deportivo. En esa final, en la entrega de premios, ocurrió algo que no se suele ver; Federer no pudo contener las emociones, que brotaron con lágrimas sin poder ser controladas.

En ese momento Rafa  Nadal le dijo lo siguiente:

“Lo siento por lo de hoy, pero eres un gran campeón, uno de los mejores de la historia, vas a llegar a los 14 Grand Slams  y mejorar esa marca. Me encanta jugar contra ti y te deseo lo mejor para el resto de temporada”.

¿Cómo se os queda el cuerpo después de leer estas palabras?

En estas ocasiones, cuando ya no hay una raqueta por medio, cuando el partido ha acabado, cuando no se está compitiendo, lo único que queda es lo que somos. Estos momentos son los que se llaman “de verdad”. Y eso es la base con la que una persona construye su carrera profesional y personal, tanto si es en el ámbito del tenis como si no.

Una reacción como la que acabamos de contaros no ocurre de la noche a la mañana. Una reacción así es la consecuencia de una educación y de la aplicación de unos principios y unos valores que han hecho que el tenis se entienda de una manera diferente desde bien joven. Una reacción así es la consecuencia de un convencimiento de que el tenis hay que jugarlo como si fuera lo más importante, pero al final hay que darse cuenta de que no lo es. Tener esta visión es la razón más poderosa por la que tiene sentido una competición como el Rafa Nadal Tour by Mapfre.

Para que esto suceda no hay pócimas mágicas ni fórmulas secretas, solo hay trabajo bien hecho. Y en esta historia, igual que en muchas otras, es fundamental el papel de los entrenadores y el equipo técnico; la guía que hace romper las barreras psicológicas y pone en orden los valores más esenciales. Limites que a veces crecen sin control, que minan la confianza y hacen perder partidos, precipitándose a salir vencidos incluso antes de que la competición se lleve a cabo. En este caso, la superación de una mente incansable unida a la humildad nos demostró que la competición es importante, pero que la educación y los valores están por encima de todo.

Nada es casual. Todo se entrena. Vosotros sabéis bien lo que estamos diciendo y la dificultad que supone buscar esa combinación entre analizar todo al detalle, pasar horas y horas visualizando técnicas o estrategias para mejorar y el trabajo en pista. Siempre observando, probando, experimentando, pensando y evaluando hasta llegar a una visión integradora y global que saque lo mejor de un jugador a todos los niveles, como deportista y como persona. Preparar la mente de un campeón de esa manera es una labor de artesanía por vuestra parte. Convencerle de que puede llegar ahí donde desee si pone dedicación, esfuerzo, ilusión y sacrificio. Teniendo en cuenta que el resultado es importante, pero no determinante, y que por encima de todo queden los valores de verdad de la persona.

Esos resultados no serían posibles si los entrenadores no fueseis “maestros de la mente”, del trato de personas, de la gestión de sentimientos, de deportistas deseosos, de cuerpos trabajados y de mentes sin barreras. La mente de un campeón como la de un principiante está siempre abierta a seguir aprendiendo bajo la tutela de un buen guía, de ahí el reto que los entrenadores tenéis para seguir cultivándola. Tarea difícil pero que provoca historias tan auténticas como la de Nadal y Federer.

Nunca se puede saber si tus hijos terminarán siendo tenistas profesionales. Pero eso es irrelevante. La manera de educarlos debe ser la misma tanto si lo van a ser como si no. Cada entrenamiento, cada torneo y cada competición son una oportunidad para ver cómo se esta haciendo, hacer los ajustes correspondientes y seguir construyendo esa persona que queréis ver en el futuro. Que ganen o pierdan no depende de vosotros. Sin embargo, que vayan creciendo en la línea adecuada es una oportunidad que no se puede desaprovechar, porque es algo que no pasa como decíamos “de la noche a la mañana”.

A continuación os dejamos el vídeo de ese momento para entender aún mejor la verdadera historia de estos dos campeones.

Si teneis alguna duda estaremos encantados de responderos en esta dirección: valores@rafanadaltour.com

  
Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Compañerismo, Deporte, Educación, Entrenadores, Familiares, Jugadores
18 comentarios sobre “Saber Ganar, Saber Perder
  1. Alvaro Fuster Serret dice:

    Hola,buenas tardes.

    El vídeo es muy bonito,imaginando que llegara al máster y ganara la final me pondría muy contento y felicitaría a mi compañero de haber llegado a la final y si la perdiera le daría le enhorabuena y también me pondría contento por haber llegado hasta allí.Si me ganara me gustaría que me felicitara y que me regalara la copa jejejejejeje.

  2. Ignacio Muñoz Carrillo dice:

    Muy interesante el artículo. Ese partido debió ser muy interesante, sí había visto las imágenes de Federer llorando y Rafa consolandole, es tan GRANDE RAFA!!! Para mi es un modelo en todo, su ejemplo hace que nos esforcemos al imitar a alguien que ofrece muchísimas cosas buenas.
    Mi madre me dice todos los días que tengo partido, que para competir hay que saber perder, si no, no puedo hacerlo. Poco a poco creo que voy aprendiendo a saber perder y además disfruto mucho de poder jugar con niños mucho mejores que yo, y que sé que me van a ganar, pero me esfuerzo mucho y eso me ayuda a sacar mi mejor tenis. Cuando me preocupaba tanto por perder, estos partidos los daba por perdidos desde el principio y no me gustaban nada. Hoy es justo lo contrario, me motiva mucho y como dice mi madre, es la mejor de las clases de tenis.
    Me encanta todo lo que nos enseñáis.

  3. HUGO VILLAR ESPEJO dice:

    Hola :A mi mis padres me dicen que hay que saber perder ,que es el único deporte en el que se pierde mas que se gana , cuando pierdo me enfado a veces pero lo que tengo que hacer es valorar a mi rival y saber que en ese momento esta jugando mejor que yo, ser humilde y felicitarle.

  4. Diego Navarro Gallego dice:

    Si yo consiguiese llegar a la final del máster lo daría todo por conseguir la victoria y si ganase y mi rival se deprimiese le diría que solo por haber llegado y luchado ya tiene el mismo merito que yo.Aunque yo haya ganado,hemos luchado lo mismo pero cada uno a su medida.Si perdiese me daría rabia haber perdido pero me gustaría que mi rival tuviese el mismo gesto que hubiese tenido yo con el.Muchas gracias por la leccion

  5. PABLO GREGORI TARIN dice:

    Quiero dar las gracias por estos consejos, me hacen reflexionar e identificar la forma correcta de actuar y afrontar situaciones que me encuentro cada día entrenando, en cada torneo que participo y en muchas situaciones que puedo afrontar con mis compañeros en el colegio.

  6. ernest rocabert dice:

    Hola buenas noches,

    La verdad es que este video me ha impresionado mucho. Esto es un ejemplo de educacion y compañerismo.

    Gracias

  7. Claudia García Jiménez dice:

    Hola: el video me ha parecido muy divertido y que es ejemplo a seguir porque hay que saber perder y ganar.si ganase el master lo celebraría pero también le daría ánimos a mi contrario porque lo ha hecho muy bien y si perdiese me gustaría que me tratase igual que yo y pensaría que llegar asta allí es en logro.

  8. GUILLERMO RAMOS SANCHEZ dice:

    Cómo me gusta Nadal. Es un ejemplo de superación y compañerismo que intento imitar. Si llegara a esa final, lo que sería un gran sueño, me gustaria reaccionar como ellos. Y más si veo llorar a mi rival. Esto es una lección que debo aplicar en mi vida también.

  9. Hugo Fuentes dice:

    Esta claro que Rafa Nadal es un ejemplo a seguir en todas sus facetas:compañerismo,esfuerzo,superación y educación.
    Por eso lucho cada día,porque tengo la ilusión de llegar a una final así.

Responder a GUILLERMO RAMOS SANCHEZ Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Edición 2017 - Inscribirme ahora