Todo Esfuerzo tiene su Recompensa

Publicado en: 1ª Edición 2014

patitos

 

Cuando hablamos de esfuerzo siempre pensamos en algo que “nos cuesta”, algo que no es fácil, ni rápido, ni gratis. Sin embargo, cuando nos referimos a esfuerzo, también hablamos de recompensa, de gratificación, de trabajo bien hecho.

El esfuerzo, por tanto, no deja de ser una balanza que compensa la parte “pesada” de aquello que “cuesta trabajo” con la parte buena de la recompensa que obtenemos después.

Así pues, tenemos que tener presente que “todo esfuerzo tiene su recompensa”.

El esfuerzo, sin embargo, no es algo que siempre se ponga en práctica. Cada vez se dan más facilidades para conseguir las cosas, y aunque eso no es malo, hace que tengamos menor conciencia del valor que tiene la consecución de estos hitos.

Parece que cuando tienes que comprar, por ejemplo, una raqueta con el dinero que has ahorrado de cumpleaños o pequeños “trabajos”, la satisfacción de adquirir esa posesión es mucho mayor que si nos la compran nuestros padres, sin esfuerzo alguno por nuestra parte.

Lo mismo pasa en el deporte. Cuanto más nos cuesta ganar un partido, más orgullosos estamos de la victoria. Cuanto más nos cuesta aprender un nuevo golpeo, más satisfechos estamos cuando por fin lo dominamos.

En este principio se basa, por ejemplo, el fair play, el juego limpio. Se trata de buscar la victoria a través del deporte en sí mismo y no de situaciones ventajosas como trampas en la reglamentación o comportamientos indebidos.

Aquí tenéis un video para que veáis que el esfuerzo y la ilusión, lo pueden todo ;)

  
Publicado en: 1ª Edición 2014
Rafa Nadal Tour by Mapfre 2017 ¡Vídeo resumen!