Entrenando Valores en Son Bessó – Circuito de Valores

Publicado en: 1ª Edición 2014

Como en anteriores ocasiones, los Valores, clave diferenciadora del Rafa Nadal Tour by MAPFRE, han tomado especial relevancia en el Máster que ha tenido lugar en Mallorca.

En esta ocasión, se ha tratado de un Circuito de Valores compuesto por cinco pruebas o estaciones (una por valor) que tenían que realizarse en el menor tiempo posible.

Se estableció un ranking por tiempo y categoría (masculina y femenina) y todos los participantes pudieron competir contra el mismo Rafa Nadal, quien también participó en la competición.

Las estaciones estaban relacionadas con cada uno de los valores que se habían venido “entrenando” a lo largo de todo el tour:

10151855_10152298671545824_3115122319466588667_n

DEPORTE: el jugador tenía que realizar un zig-zag entre conos con una pelota de tenis en la mano, la cual lanzaba, al finalizar el zig-zag, a una “diana “dibujada en el suelo y, dependiendo en que zona de la misma cayera, podía obtener una bonificación al finalizar el circuito que suponía una resta en el tiempo total que hubiera realizado.

SUPERACIÓN: esta prueba se inspiraba en el propio Rafa ya que consistía en dar 20 toques con el canto de la raqueta. Se permitía que la pelota tocara el suelo pero se premiaba a aquel que los hacía de forma seguida con una bonificación de tiempo.

EDUCACIÓN: los jugadores podían elegir entre las categorías Geografía, Historia e inglés para que se les realizase una pregunta de cultura general en la que se ponía a prueba la velocidad de respuesta. Las preguntas eran tales como Capitales del mundo, grandes acontecimientos históricos o respuestas en inglés.

COMPAÑERISMO: un compañero esperaba colocado en un lado de la red con una raqueta y ayudaba al jugador que estaba realizando el circuito en esta prueba. El objetivo era llegar a 20 pases con raqueta por encima de la red sin que la bola tocara el suelo.

ESFUERZO: una prueba totalmente física en la que se medía la destreza del jugador para moverse por la pista, desplazamientos, frenadas, velocidad de reacción…tenían que colocar tres bolas que se encontraban en un cesto, en el centro de un triángulo, en cada uno de los vértices que formaban dicha figura, y de nuevo recogerlas y devolverlas al triangulo central. Solo cuando la última bola entraba en el cesto se paraba el crono.

Un circuito donde el deporte, los valores y la diversión estaban garantizados. Los jugadores, padres y entrenadores asistentes al Máster podían realizarlo cuantas veces quisieran y participar en el Ranking.

Sin duda toda una experiencia de formación en valores y deporte.

546900_272613459531248_1734730561_n

  
Publicado en: 1ª Edición 2014